Mantelería para Hostelería

La mantelería de nuestro restaurante es lo primero que verán nuestros clientes cuando se sienten a la mesa. Es por ello que debemos cuidar esa primera impresión con suma delicadeza. Uno de los primeros factores a tener en cuenta es el tipo de decoración del comedor. Un mantel que desentone puede hacer perder la armonía de la estancia.

Normalmente los manteles suelen estar confeccionados en tonos lisos que no llamen demasiado la atención, generalmente en blanco o en crudo, confeccionados con algodón, satén o lino. Todos ellos son materiales que pueden absorber con facilidad las manchas o líquidos que se puedan derramar.

El mantel debe cubrir la totalidad de la mesa pero sin llegar a tocar el suelo. Colgando un tercio o un cuarto de la distancia de la mesa al suelo. Y por supuesto, debe estar bien planchado. Estirado, sin arrugas, y centrado para que cuelgue por todos los lados de la mesa de igual forma.


Otros productos que pueden interesarte


JE-SUIS-ANTIMA

JE-SUIS-ANTIMA

FRUTAS-ANTIMAN

FRUTAS-ANTIMAN

RF01-ANTIMANCH

RF01-ANTIMANCH

ANTIMANCH-RF03

ANTIMANCH-RF03