Consejos para la limpieza de tus cortinas

Lavar unas cortinas es una tarea que puede parecer tediosa en un principio, pero es mucho más sencilla de lo que parece.

Lo primero que debemos tener en cuenta es con que tipo de tela están confeccionadas nuestras cortinas, ya que cada tela requiere un tratamiento distinto. Habrá las que podamos meter en la lavadora, las que tengamos que lavar a mano, y las que debamos llevar a una tintorería. Una vez que hayamos comprobado que podemos lavarlas en casa, nos ponemos manos a la obra.

Si las podemos lavar en lavadora lo haremos con detergente suave, agua templada, y un programa no muy agresivo. Una gran ventaja es que al tenderlas se estirarán con su propio peso, incrementado al estar mojadas, lo suficiente como para no tener que plancharlas.

La frecuencia del lavado también depende de diversos factores. Una cortina que da a una calle muy transitada se ensuciará más debido a la polución, también estar encima de una calefacción la desgastará, si está en una zona muy expuesta al sol… Nuestra recomendación es lavarlas unas tres veces al año, sin que pase demasiado tiempo entre un lavado y otro, ya que cuanto más tiempo pase la suciedad incrustada en la cortina, más difícil será su lavado.


Otros productos que pueden interesarte


ELEA

ELEA

GRANADO

GRANADO

HOJA-NARANJO

HOJA-NARANJO

SILEA

SILEA