Cómo limpiar alfombras de casa

Si manchamos una alfombra lo que debemos tener claro es que hay que actuar inmediatamente para evitar que la mancha se incruste en las fibras. Trataremos de absorber la mancha con un trapo sin frotar. Si la mancha no es de grasa y podemos lavar la alfombra, la meteremos en agua templada antes de que la mancha se seque. Es importante saber que no hay que hacerlo nunca en agua caliente, porque podemos ‘cocer’ la sustancia y crear un surco que permanezca permanentemente en la alfombra. Pero no podemos tratar todas las manchas por igual, vamos a desgranar como debemos actuar en función de la sustancia que debamos limpiar.

Aceite: Rodearemos la mancha con polvos de talco e iremos quitándolo desde el borde hacia dentro con triclorotileno.

Barro: Nunca debemos limpiar una mancha húmeda de barro. Hay que ser pacientes, esperar a que seque y una vez secado pasar cuidadosamente un cepillo. Para terminar podemos pasar un trapo humedecido en vinagre para eliminar los restos.

Café: Aclaramos la mancha con agua con gas y la dejamos secar. Si aún así quedan restos mezclamos vinagre y alcohol a partes iguales y aplicamos suavemente.

Bebidas alcohólicas: Lo mejor es utilizar alcohol. Elimina la mancha y se evapora.

Pintura: Este tipo de manchas, generalmente, no pueden quitarse una vez secan, por lo que debemos actuar con rapidez. En pinturas acrílicas frotaremos con agua y detergente. En pinturas plásticas lo mismo con una esponja y aguarrás.

Tinta: Rodeamos la mancha con talco para evitar que se extienda y con un trapo de algodón aplicamos alcohol.

Chocolate: Podemos quitarlo con una espátula y agua jabonosa. Si quedan restos podemos usar alcohol.

Fruta: Mezclamos agua, amoniaco y frotamos y aclaramos bien. Con eso debería bastar.


Otros productos que pueden interesarte


VENUS

VENUS

VENUS*

VENUS*

KONYA

KONYA

SPECTER

SPECTER