Durezas de almohadas

Elegir una almohada adecuada no es una decisión fácil. Con nuestra almohada podemos prevenir lesiones cervicales, dolores de espalda, e incluso eliminar los ronquidos. La calidad de una almohada depende principalmente de dos factores.

El relleno. Las almohadas pueden estar rellenas de fibras naturales como plumón y pluma o sintéticas como espuma o poliéster. La cantidad de relleno es importante, ya que determinará la dureza de la almohada. ¿Qué relleno sería mejor? Depende de cada caso. Para personas que duermen boca abajo o que cambian muchas veces de postura durante la noche, es recomendable usar una almohada suave.

Las de densidad media están indicadas para las personas que duerman boca arriba. Las más duras y firmes son perfectas para los que duermen de costado, teniendo en cuenta que la almohada debe ser mayor cuanto más anchos sean los hombros, ya que de esta forma evitaríamos posibles lesiones cervicales. Si no tenemos claro cual es nuestra postura a la hora de dormir, la mejor opción es una almohada de fibra sintética, que además es duradera, no provoca alergias ni malos olores.


Otros productos que pueden interesarte


INDEFORM-D/F

INDEFORM-D/F

VISCOFIL

VISCOFIL

VISCO-ALOE

VISCO-ALOE

CERVICAL

CERVICAL